Mi experiencia en Pandemia y Chile

Dar a conocer

Mi experiencia en Pandemia y Chile

Fabio Publiessi

Como a todos me sorprendió el COVID-19 y algunas fechas son bastante significativas y sus consecuencias permanecen, deben durar un tiempo o quedarse para siempre. Como sabemos, falta una narrativa que dé una interpretación más objetiva del tiempo que vivimos. Incluso los intelectuales más significativos, como Iuval Noah Harari y Edgar Morin, hacen sus valoraciones del momento con reservas, ante la disrupción del covid-19.
Entre el 7 y el 16 de marzo de 2020, mi hija Carolina vino a visitarme y, en contacto con familiares en Italia, informó lo sucedido allí. Escuché con cierto escepticismo que se moría por centenares y ni siquiera podía imaginar la atención que me esperaba.


Mi hija y una amiga estaban diseñando una empresa de exportación a Europa, covid-19 frustró este objetivo por ahora, pero reforzó la actividad arquitectónica que viene desarrollando cuando es necesario modificar casas fuera de las grandes ciudades para trabajar a distancia. Una buena consecuencia todavía, ante los cientos de miles de muertos y tantos que su actividad profesional desapareció.

El 16 de marzo me desperté imaginando mi campo de trabajo restringido, comencé a leer a los estoicos, básicamente Séneca y Cicerón, así como comencé a pensar que la historia reciente tendría poco valor para orientar mi futuro.

Empecé a participar en reuniones controladas por zoom desde Colombia, Argentina y Chile, pero con participantes de otros países de Latinoamérica y USA, pero siempre en español.

Casualmente, fortalecí las relaciones con el académico Guido Asencio Gallardo y escribí un artículo en coautoría con el académico Felipe Vicencio Poblete. Ambos chilenos, de gran alcance intelectual y con perspectivas distintas pero complementarias. Durante un viaje a Chile me sorprendieron las manifestaciones de octubre de 2019. Más detalles sobre lo que encontré allí ocuparían mucho espacio, ya que lo recuerdo más como una película de aventuras y espero volver a este tema más a menudo.

Esas manifestaciones llevaron a Chile a una reforma constitucional en su sistema político y, en lugar de cerrar, parece que el pueblo chileno ha abierto la puerta al interés internacional.

Aunque Chile fue el primer país de América Latina en vacunarse contra el COVID-19, ha tenido un impacto en la economía y también ha exacerbado la desigualdad allí. Esto hace que el cambio constitucional sea más desafiante.

Si bien Chile fue testigo de muchos conflictos en las manifestaciones de octubre de 2019, presenta un altísimo nivel de integración social que permite a los actores políticos de diferentes posiciones mantener un debate de alto nivel.

Quizás lo que está llamando la atención de personas de diferentes países hacia el proceso político chileno es la curiosidad por cómo se expandirá la representatividad en el proceso político y al mismo tiempo mantendrá la economía funcionando con integración social y al mismo tiempo reducirá la desigualdad. 

Finalmente, temas que pueden ser de interés para otros países, incluido Brasil.


Dar a conocer