Cinco aplicaciones de móvil open source alternativas a Google Maps

Dar a conocer

Cinco aplicaciones de móvil open source alternativas a Google Maps

OpenStreetMap

OpenStreetMap es la alternativa de código abierto más completa a Google Maps, sobre todo gracias a la colaboración entre sus propios usuarios. Se trata de una app gratuita y muy sencilla que está disponible en todos los dispositivos, por lo que no es solo una opción para los usuarios de Android.

Aunque no tiene tantas funciones como la de Google, OpenStreetMap cuenta con mapas con muchísima información, gracias a que los usuarios están constantemente actualizando la información. Además, permite descargarse los mapas completos para así no depender del uso de datos.

Los callejeros de OpenStreetMap cuentan con toda la información que una persona necesita: rutas, rutas alternativas, paradas de autobús, comercios, paradas de metro, etc. También cuentan con la app StreetComplete, por si queremos corregir o cambiar algo del resto de usuarios.

Usahidi

«Imaginamos una sociedad donde todos están empoderados para participar en la creación de un mundo mejor». De esta manera se presenta Usahidi, una propuesta que pretende «democratizar» y «hacer más transparente» el proceso de geolocalización.

Se trata de un proyecto surgido en Kenia a raíz de las protestas tras las elecciones de 2008, permitiendo a los ciudadanos indicar dónde había cuerpos represivos. Desde entonces, se ha extendido a todo el mundo y cualquier persona puede cartografiar una zona.

Aunque su objetivo principal puede alejarse un poco del clásico Google Maps, puede ser una alternativa «democrática» a las habituales apps de mapeado.

Maps.me

Maps.me es una de las apps más populares cuando se habla de alternativas a Google Maps. Es una aplicación que utiliza los datos de OpenStreetMap, por lo que ofrece mapas muy completos en lo que a información útil se refiere.

Al igual que el primero, Maps.me facilita la descarga de mapas por áreas de interés y, aunque no recoge la velocidad máxima de cada carretera, sí advierte de dónde hay radares. Además, ofrece cientos de guías de viaje gratuitas y un acuerdo/colaboración con Booking.com para reservar hoteles desde la propia app.

Es la alternativa perfecta para, ahora que se acerca el verano, llevar a nuestros viajes. El mayor contra es que la app tiene publicidad interna y esta no se puede quitar.

OsmAnd

La app más popular en lo que a mapeado se refiere. OsmAnd es una evolución de Maps.me: utiliza los datos de OpenStreetMap y engloba todo con una interfaz sencilla, intuitiva y que no da problemas.

Como la mayoría, permite descargarse los mapas para consultarlos offline y buscar puntos de interés sin necesidad de estar gastando datos –algo especialmente útil si viajamos fuera de nuestro país–. También cuenta con varias funciones de las que las anteriores carecen como límites de velocidad, guías de carriles bici o compartir nuestra ubicación con otros.

Además, ofrece imágenes satelitales a través de Bing y permite personalizar la app al gusto de cada usuario.

Quantum GIS (QGIS)

Quantum Gis (QGIS) es la opción más completa, pero también más compleja, para aquellas personas a las que les gusta crear sus propias rutas, descubrir nuevas zonas y preparar sus mapas antes de cualquier viaje. Se trata de una iniciativa del sistema de información geográfica de código abierto.

Aunque no tiene versión para iOS, funciona correctamente en Linux, Unix, Mac OSX, Windows y Android. A través de datos vectoriales y bases de datos, QGIS permite explorar y componer mapas y compartirlos con el resto de usuarios. Y, claramente, descargarse los mapas del resto de la comunidad.

No es una app de mapas como las anteriores, pero para las personas a quienes les guste el senderismo, las rutas alternativas y, sobre todo, tengan algún interés en la cartografía puede ser una gran opción.


Dar a conocer