El Sistema de Pensiones en Chile: Capitalización individual o reparto

Dar a conocer

El Sistema de Pensiones en Chile: Capitalización individual o reparto.

El Sistema de Capitalización Individual consiste en que cada afiliado posee una cuenta individual donde se depositan sus cotizaciones previsionales, las cuales son administradas por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), instituciones que tienen la facultad de llevar al mercado financiero las capitalizaciones para obtener rentabilidad.

La forma de operar respecto al pago de la pensión definitiva, se realiza al término de la vida activa del afiliado, devolviéndole directamente al beneficiario o a sus sobrevivientes la pensión, utilizando las modalidades de retiro programado, renta vitalicia inmediata, renta temporal con renta vitalicia diferida o renta vitaliza inmediata con retiro programado.

En el Sistema de Reparto existen aportes del trabajador activo por medio de las cotizaciones y otro del Estado, dentro del cual se crea un fondo común que se distribuye como un todo para financiar las pensiones. Este sistema se caracteriza por tener beneficios definidos y cotizaciones inciertas, es decir no es necesario que el monto de las cotizaciones se relacione con el aporte que realice el beneficiario durante su vida activa, donde cobra relevancia la operatividad de la Caja de Previsión a la que pertenece, la cual establece los requisitos que dan derecho a la pensión que se planifica de manera previa.

La principal diferencia entre los sistemas está dada por la forma de financiamiento de las pensiones, puesto que en el Sistema de Capitalización Individual cada persona realiza sus propios aportes para capitalizarlos individualmente. En cambio, en el Sistema de Reparto se genera el fondo común que independientemente del aporte, el Estado se hace cargo de realizar la distribución de las pensiones y gestionar el pago de la misma.

Para tener una óptica más detallada respecto a la diferencia entre el Sistema de Capitalización Individual y el de Reparto, se muestra el estudio de “Pensiones Glance 2015”, elaborado por la OCDE, donde se muestran claramente los resultados del análisis entre un sistema y otro, en este estudio, es posible encontrar la comparación que se realiza considera siete factores claves respecto a los dos sistemas, donde la interpretación por cada uno de los factores es la siguiente:

  1. Respecto al factor cotización, los datos obtenidos señalan que, en el Sistema de Reparto, el porcentaje del salario que, en promedio, es destinado a la cotización alcanza un 19,6%, del cual se divide en el aporte del empleador de un 11,2% y un 8,4% del trabajador, en cambio en el Sistema de Capitalización Individual, la cotización se encuentra en el orden de un 12,7%, del cual el aporte del trabajador es de un 11,2% y el resto (1,41%) es del empleador. Con estos datos es posible dilucidar que en el Sistema de Reparto existe una significativa responsabilidad del empleador, haciéndose cargo de la cotización de sus trabajadores, en cambio en el Sistema de Capitalización Individual el compromiso del empleador se ve disminuido, obligando al trabajador a soportar una mayor cotización afectando directamente el nivel de sus ingresos.
  2. La edad de retiro legal en el Sistema de Reparto es de 65,4 años tanto para hombres como para mujeres, en cambio en el Sistema de Capitalización Individual la edad de los hombres es de 65 años y de las mujeres de 60, generando una disparidad que afecta directamente a la pensión de las mujeres, debido a que el cálculo de dicha pensión influye de manera directa los años de cotización de la persona. En este factor es importante señalar que en Chile diferentes estudios indican que las mujeres viven más años que los hombres, por lo tanto equiparar la edad de retiro, constituiría un avance que aumentaría las pensiones de las mujeres, así como también la posibilidad de crear mayores incentivos para quienes extiendan su vida laboral, reconociendo que cualquier beneficio adicional se encuentra supeditado a múltiples factores que deberían estar en sintonía con otras políticas públicas impulsadas por el Gobierno, para entregarles mayor dignidad a quienes estén en edad de jubilar.
  3. El gasto fiscal en el Sistema de Reparto alcanza un 9% el Producto Interno Bruto (PIB), proyectando que el año 2016 aumente a un 10,1%, en el Sistema de Capitalización Individual el gasto fiscal representa solamente el 3,2% del PIB, donde la proyección del estudio indica que para el año 2050 ascienda a un 3,8%. Con los datos presentados, se puede apreciar que en Sistema de Reparto el Estado se hace cargo de las pensiones de los trabajadores demostrando un mayor compromiso, a través del gasto público, sin embargo, en el Sistema de Capitalización Individual, el porcentaje del PIB es mínimo reforzando y complementando el análisis efectuado respecto a las cotizaciones.
  4. Respecto a las proyecciones de expectativas de vida después de que una persona se jubila, el Sistema de Reparto el promedio de años es de 19,3 desde los 65 años, en cambio en el Sistema de Capitalización Individual se reparte la proyección, donde los hombres viven aproximadamente unos veinte años más de 65 y las mujeres viven unos 30 años más después de los sesenta. Ciertamente en este factor se produce un desequilibrio bastante amplio, que se ve afectado principalmente en el Sistema de Capitalización Individual, debido a que si bien es cierto las mujeres tienen una mayor expectativa de vida, se está entregando una pensión menor durante los años de jubilación, lo cual afecta a la calidad de vida, pues se está castigando a las mujeres por tener una proyección más amplia.
  5. En cuanto a la estimación de pensionados mayores de 65 años para el Sistema de Reparto se considera un 16,2%, en cambio el Sistema de Capitalización Individual estima un 10,6%, lo cual demuestra una vez más que el Sistema de Reparto contribuye a beneficiar a un mayor número de población, esto se explica porque los pensionados tienen una mayor posibilidad de acogerse a retiro de la vida laboral, donde se le adosa la responsabilidad al Estado de hacerse cargo quienes van a jubilarse.
  6. Existe una proyección significativa de personas que van a acogerse a jubilación durante los próximos años, donde se estima que, en el Sistema de Reparto, la tasa de jubilados en el año 2015 es de 27,3%, en el año 2050 un 48,8% y en el año 2070 un 54,5%. Por su parte y tomando en cuenta el Sistema de Capitalización Individual, se considera que en el año 2015 la tasa es de 17,2%, en el año 2050 de un 44,9% y en el año 2070 será de un 62,8%, representando este último porcentaje un gran problema, puesto que el porcentaje es exponencial, donde quienes se pensionen tendrán una menor pensión, debido a que el sistema como está ofrece menores aportes del Estado y del empleador como lo vimos en el punto uno donde se analizan las cotizaciones que acumulan los pensionados.
  7. El Fondo de Reserva de Pensiones (FRP) constituye al llamado Pilar Solidario (PS) que creo el Estado en el año 2006, reconociendo que existe escenario demográfico que indica el aumento de la población de la tercera edad en Chile, por lo tanto, este FRP en el Sistema de Reparto considera un menor costo que asciende a un 19,7% del PIB, en cambio el esfuerzo adicional que tendría que hacer el Estado estaría dado en el escenario en que se encuentra el Sistema de Capitalización Individual exigiéndole un 70% del PIB, lo cual indica que indirectamente este último sistema se constituye una carga adicional que debe soportar el Estado, lo cual está avalado por la Ley de Responsabilidad Fiscal que considera un incremento anual de 0,2% del PIB, en condiciones normales de la economía, donde puede aumentar la carga hasta un tope de 0,5% si el país tuviera superávit fiscal.

En este análisis es preciso señalar que existen instituciones como el Instituto Libertad y Desarrollo que desestiman una comparación entre ambos sistemas, debido a que el Sistema de Reparto considera otras variables tales como la cantidad de 15 años como mínimo de aportes, donde el Sistema de AFP en términos comparativos paga pensiones menores de 19% que las que paga el IPS, argumentando que el 50% de los imponentes que no tienen pensión es porque justamente no cumplieron con el requisito mínimo de años de cotización. Otro elemento que considera Libertado y Desarrollo es que el Sistema de Capitalización Individual alcanza solamente el 13% en cambio el Sistema de Reparto tenía una mayor cotización que bordeaba el 20%, siendo un factor fundamental para tener un análisis más acabado en cuanto a la comparación de estos sistemas.

Pensar en un sistema mixto no es un camino a desechar, después de este análisis se puede concluir que ambos sistemas contienen ventajas y desventajas que pueden ser ampliadas a la forma en cómo las políticas públicas centres su mirada en las necesidades que los chilenos pueden mejorar sus pensiones de forma integral, pero si se considera que esto es lo único a considerar, sería una mirada simplista, son muchos otros los factores que influyen en mejorar las condiciones en que quienes están en edad de jubilar pueden tener en cuenta.

Guido Asencio Gallardo

Académico


Dar a conocer