Alternativas de código abierto

Spread the love

Soy contrario a facebook, whatsapp e instagram, todos de la misma empresa, cuyo dueño es Mark Zuckerberg (Optó, estos días, por no pronunciarse en contra de los mensajes terroristas de Trump. Sí lo hizo Twitter y censuró su mensaje, sí reclamaron sus empleados, algunos de ellos incluso han renunciado, señalando que la abstención es avalar los dichos violentos de Trump).

Soy opuesto, por el negocio que está detrás, muy rentable por cierto, (su dueño está entre los millonarios del mundo, con más de 79,4 mil millones de dólares. El poder económico de Facebook es mayor a muchas economías mundiales y latinoamericanas). Manejado tecnológicamente y propiciado incluyendo a Google por silicon valley. Mark Zuckerberg en el Congreso de USA declaró varias veces que Facebook, con mas de 2 mil millones de usuarios, ganaba dinero gracias a los aporte y actividades de los usuarios, ante esta respuesta le preguntaron por qué entonces Facebook no paga a sus usuarios por todos los datos tan valiosos de lo que dispone… sin respuesta). Facebook, según Martín Hilbert, con sólo tres fotografías tuyas, o unos pocos like, sabe de ti mucho más que uno mismo.

Intento no usar estas redes sociales Mark Zuckerberg por el abuso de la información personal y sin autorización como se demostró en la “experiencia” de cambridge analytica que manipuló a los usuarios para lograr sus propósitos económicos. (En Inglaterra impusieron el Brexit y en USA lograron forzar a Trump…. Para que seguir con los ejemplos latinoamericanos, Bolsonaro y sus mentiras por whatsapp, Macri con facebook, idem Piñera, etc, etc.…(ver la experiencia chilena “Alguien te mira,: así funciona el gigante de las campañas políticas que controla SOSAFE” en Ciperchile 11/09/2019)

Además, del intento permanente de manipular y coaptar conciencias de por sí muy grave, se pone en riesgo las democracias, en riesgo la igualdad de oportunidades en política, en riego la información (fake news), y transparencia, en riesgo la credibilidad en los medios de comunicación, por ende usurpar los anhelos y aspiraciones, la seguridad y libertad ciudadana.

Hay alternativas, en algunos casos se requiere de mucha voluntad, ya que eEs ir contra de las mayorías en el uso de las redes, es salir de la comodidad de lo que ya conocemos.

Las que proponemos, pueden ser complementarias, están basadas en código libre, open source, un formato que desea poner las tecnologías al servicio de todas y todos con libertad y seguridad, representa una forma ideológica de pensar y relacionarse con las tecnologías. El producir software libre, no es gratis, requiere del concurso colaborativo de muchas personas que aportan a las mejoras.

Según Richard Stallman hay 4 principios de libertades que se deben configurar para que un software libre sea considerado como tal: libertad de usar, libertad de estudiar, libertad de distribuir y libertad de mejorar, de lo contrario no se trata de software libre.

Te proponemos, por ahora los siguientes programas:

  • Telegram, como alternativa a whatsapp, 10 veces mejor, con más posibilidades y Signal.

  • Duck Duck Go a Google

  • Libre office al office de Microsoft

  • Mozilla Firefox a Chrome

  • Thunderbird como gestor de correos

  • Ubunto es una alternativa a Windows

  • Moodle a Goggle classroom

  • Jitsi a Zoom, (con grandes problemas de seguridad y confianza en el manejo de la información). skype o Meet

  • Además, hay una nueva red social que se llama Minds, (mentes), (www.minds.com), creada el 2015, con 2,5 millones de usuario (yo entre otros). Se declara anti Facebook. Red social descentralizada basadas en la tecnología de blockchain, un sistema que utiliza las monedas digitales, segura (y que respeta tu privacidad. Sus gestores dicen “estamos experimentando un aumento masivo de ciudadanos que buscan la libertad en Internet”. “Nuestra postura es que los usuarios merecen el control de las redes sociales en todos los sentidos”, fundador de Minds, Bill Ottman

Invito a revisar a dar una oportunidad al software libre. Tenemos expectativas de un internet de otra generación, más independiente, libre, descentralizada, en código abierto y con blockchain (una alternativa para fortalecer la fe pública)

Juan Alfonso Peñafiel. Junio de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *